viernes, 5 de octubre de 2012

Nuestra Señora del Rosario de Durí

Nuestra Señora del Rosario de Durí
Tomada de www.pueblosdevenezuela.com
En la aldea de Durí, entre las montañas del Municipio Urdaneta, Parroquia La Mesa de Esnujaque, estado Trujillo, se venera desde tiempo "inmemorial con permiso del Ordinario Eclesiástico", a Nuestra Señora del Rosario. El 5 de abril de 1777,  el Obispo de Caracas y Venezuela, Mariano Martí, luego de visitar Jajó se dirige al pueblo de La Mesa de Esnujaque:
... salimos del pueblo de Jajó a las seis de la mañana, y a las nueve de la mañana llegamos a Durí, distante tres leguas buenas. En este sitio de Durí visité la Capilla baxo la invocación de la Virgen del Rosario, en la hazienda y hato de don Ignacio Briceño, prebytero ordenado por mí en el Tocuyo. En dicha Capilla, en el mismo altar hay pintada en la pared, que es de tapia, y lo restante de ella de bajareque, en la banda del Evangelio, una imagen de la Virgen del Rosario, de pintura basta, pero milagrosa, que tendrá más de cien años, según dice  don Sancho Briseño, hermano de dicho don Ignacio, y por sí misma se ha retocado y conservado dicha pintura, que tendrá de alto dicha figura unos seis palmos, y tiene allí colgados milagros o presnetallas, y freqüentemente acuden allí enfermos y otros a visitar dicha Imagen y hazer novenas. Dicha Capilla es de Bajareque, a excepción de la testera del altar, y está cubierta de paja.
El andariego y cumplidor don Mariano da sus impresiones del viaje y adopta provisiones de buen gobierno pastoral:

Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Durí
Tomada de www.pueblosdevenezuela.com
...Conviene fixar algún tiempo al dueño de dicha Capilla para que la cubra y la ponga con toda decencia. En este sitio hay muchas casas que forman como un pueblo, y sería conveniente que la dicha Capilla de Durí fuesse como una especie de ayuda de Parroquia donde se administren los Santos Sacramentos a aquellas gentes que viven distantes de otras Iglesias y los caminos malos por todas partes.
...El camino de Jajó a Durí es el peor que hasta ahora he visto de subidas y baxadas y precipicios y voladeros.
Aquí vemos, pues el origen del actual Santuario de Durí, cuyo templo data de 1883 cuando se reconstruyó, conservando la imagen que conoció el Obispo Martí. El camino ahora es más fácil que en el siglo XVIII y se puede llegar desde Timotes (estado Mérida) o desde La Mesa de Esnujaque (estado Trujillo).  Sigue siendo lugar de peregrinación en la región; de hecho, desde hace algunos años las parroquias eclesiáticas de Jajó, La Quebrada y La Mesa de Esnujaque organizan peregrinaciones al lugar el mes de enero de cada año. Asisten unas 5000 personas que incluyen también a pobladores de Timotes y Tuñame.

Mariano Martí no abundó en información  sobre el origen de esta devoción, o la historia de la imagen pintada en la pared. Alfredo Armas Alfonzo nos complementa la información:
Interior del Santuario de Durí
www.pueblosdevenezuela.com
Se dice asímismo, que durante la colonia, tal vez en el siglo XVII, la posesión de esta encomienda de Durí la usufructuaba el Vicario de Trujillo, un licenciado Briceño. En uno de  de los viajes del prelado a sus tierras de Durí, la esclava llevó a apotrerar la bestia del Vicario y descubrió una piedra donde aparecía una Virgen que despedía vívidos rayos de luz. La mujer corrió a casa con la nueva de la aparición y el Padre Vicario, atraído por el escándalo, convencido del hecho sobrenatural, mandó levantarle capilla en el sitio.
Desaparecido el Padre Briceño, la propiedad de Durí se trasladó a un familiar suyo, de supuesto irreverente, que un día se antoja de raspar la piedra con un cuchillo. La sangre mana de la herida que el hierro le hace a la piedra, pero algo peor sobrecoge al día siguiente a los campesinos: ... la Virgen se había ido y fue a aparecer a un lugar distante de Colombia, donde se encuentra con una inscripción a los pies que dice "Soy la Virgen de los altos de Durí".
Arrepentido y apenado el hacendado, mandó a pintar el cuadro sobre el bahareque interior de la capilla, exacta al recuerdo de la de la piedra. Esta es la que ha llegado hasta hoy. Nunca se le ha retocado. Las raspaduras que algunos romeros le han hecho, para usar la tierra en las reliquias, se renuevan milagrosamente.
Ya los peregrinos no raspan el bahareque donde está pintada la Virgen; en algún momento fue protegida con un vidrio, cuyo reflejo se puede apreciar en la foto que encabeza este artículo.

Habría que hacer varias precisiones en los datos que nos da Armas Alfonzo:
Fachada de la Capilla
Foto de Aime Sáncez del grupo de Facebook Virgen de Durí 
En primer lugar la encomienda; si la usufructuaba el Vicario de Trujillo, no podría legarla a sus familiares, sino que seguiría siendo de la Vicaría. Las Leyes de Indias eran estrictas en cuanto a las encomiendas y su duración. Probablemente Durí tuvo sus orígenes en una encomienda, pero para el momento del hallazgo de la piedra, ya era una hacienda de la familia Briceño, al igual que cuando la visitó Mariano Martí.

La esclava: por algún lado leí que era una esclava indígena. Ya para el siglo XVII no había esclavitud del aborigen, sino que eran considerados libres o tributarios.

La tercera se refiere al "lugar distante de Colombia". El término, por su redacción, es confuso e inexacto. De Colombia no se puede hablar como referencia geográfica sino después de la creación de la República de Colombia por Simón Bolívar; el término más correcto sería Nuevo Reino de Granada o Nueva Granada. No nos precisa Armas cuál era ese lugar. Tengo entendido que fue cerca de Barranquilla.
En 1930 -nos dice Alfredo Armas Alfonzo-, asistía el culto de Nuestra Señora del Rosario de Durí el Párroco de Jajó. Lo fue por muchos años Eloy de Jesús Viloria. El padre Viloria conoció el testimonio de una anciana  lugareña sobre el origen de la fuente de Durí.
Fuente de la Virgen, Durí
www.pueblosdevenezuela.com
Contaba la devota que en los tiempos en que la dueña de la hacienda era Doña Domitila Colls de Rivas, y la declarante mujer de su servicio, fueron a sepultar en la capilla una hijita de la señora Domitila. al ir a abrir la fosa, dieron con un manantial que surgía justamente al pie del altar. El agua corre hasta unas dos o tres cuadras hacia abajo.
Es el "Agua de la Virgen". Al sitio acuden los devotos de Durí, a tomar el agua pura para el baño, tenido por muy curativo. Otros le recogen como poción medicinal de infalibles propiedades.

La fiesta de Nuestra Señora del Rosario de Durí se celebra todos los años el primer domingo de octubre, que este año coincide con el día de Nuestra Señora del Santísimo Rosario.


3 comentarios:

  1. Excelente artículo, Abraham.

    Me queda la duda, ¿qué ha sido de la imagen original, que según el relato terminó en la Nueva Granada? ¿Sigue allá?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso quisiera saber. Traté de buscar en Barranquilla, pero no encontré nada. Me imagino que estará en una capilla olvidada.

      Eliminar
  2. Saludos...Particularmente considero que la versión que aparece en el libro Geografía del Estado Trujillo de Américo Briceño Valera de 1920 es mas realista: "...La enorme piedra donde estaba estampada la imagen fue arrastrada por un enorme torrente que la sepultó." En este libro hace referencia también a la versión que usted coloca sobre "su aparición en Colombia" la cual particularmente considero incorrecta pues en tantos años de esto no tengo referencia fotográfica de la imagen en territorio Neogranadino.

    ResponderEliminar