lunes, 29 de octubre de 2012

El príncipe negro

El príncipe negro
Portada
Hace un par de semanas, uno de mis libreros favoritos me recomendó la lectura de El príncipe negro (Lugar Común, Caracas, 2011) del escritor marabino Norberto José Olivar, licenciado en Historia y profesor universitario. Pocas veces uno encuentra en los anaqueles de las librerías una obra como esta que, si bien se puede leer de una sentada, provoca leerla con detenimiento y hasta marcar y subrayar su contenido para una lectura posterior. Lo malo es que no es mi estilo subrayar o marcar libros y debo guardar en la memoria los pasajes que me llaman particularmente la atención, así que me he visto obligado a colocar marcadores adhesivos.

En la contraportada tenemos un resumen de la trama:
Enrique Vila-Matas, reconocido escritor catalán que ha dedicado numerosas páginas al tema del suicidio, se ha lanzado desde un sexto piso. esto, al menos, es lo que escribe Ángel Santander en una de sus "Notas de un hombre lobo". Santander, sin embargo, no es de fiar. Sufre de intoxicación literaria, mejor conocida como literatosis. En su caso, específicamente, de una sobredosis de la obra de Vila-Matas. Tan es así, que Ángel Santander se ha propuesto transformarse en su ídolo literario.
A partir de esta decisión extravagante, Norberto José Olivar construye una trama reflexiva sobre los riesgos de la literatura. El suicidio como idea fija permite a su protagonista hilvanar un laberinto de referencias librescas, de diversos autores y obras que son el testimonio de una idéntica preocupación humana, que ha producido grandes obras maestras y que ha consumido a cuantiosos genios creadores.
Con esta novela, Norberto José Olivar confirma su fascinación por los arquetipos de la literatura gótica, desde una perspectiva que congenia las consideraciones metafísicas con el humor.
Es la "literatosis", a mi juicio, el principal atractivo de esta novela breve. La cantidad de datos y referencias literarias es impresionante, con gran dominio del tema. Da gusto leerlo y siempre surge el deseo de comprobar los datos suministrados; tal vez como una invitación a aproximarse a esos autores; lo que pienso hacer.

El bono extra son las ilustraciones de Enrique Bravo y un Posprólogo de Enrique Vila-Matas. ¿Qué más podemos pedir? Muy bueno el libro, bien estructurado e impecablemente escrito.


Norberto J. Olivar
1964-
autor

Norberto José Olivar (Maracaibo, 1964) es autor de numerosas obras entre las que destacan: Los guerreros, El misterioso caso de Agustín Baralt, El hombre de la Atlántida, La ciudad y los herejes, La conserva negra, Morirse en una fiesta, El fantasma de la Caballero, Un cuento de piratas, Un vampiro en Maracaibo, Cadáver exquisito. Ha ganado varios premios nacionales e internacionales.



4 comentarios:

  1. Super interesante... Gracias por el dato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedé con ganas de leer el Vampiro en Maracaibo y El Fantasma de la Caballero (la tradición maracucha aún mantiene fresco este asesinato ocurrido en la Casa de la Capitulación). Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buenas tardes, me gustaría echar mano de esta reseña para una aplicación que ofrece un sistema de recomendación de libros. Escríbame si está interesado: toro.maria.fernanda@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo no! Ya te escribí a tu correo electrónico.

      Eliminar