jueves, 17 de julio de 2014

Murió Ramón Melinkoff

Ramón V. Melinkoff hace dos semanas en casa de una exalumna.
Anoche, mi amiga Ofelia Medina publicó en su cuenta Facebook la mala noticia. Debo confesar que no me gustó ni un poquito. El Dr. Ramón V. Melinkoff fue un profesor universitario que, de paso, era amigo de sus alumnos ("de los inteligentes", diría él). El último semestre de Estudios Internacionales de la UCV, impartía una materia que se llamaba Administración Pública. En ella no se estudiaba derecho administrativo, sino que se analizaba el problema político de la Administración Pública. Ese había sido el tema de su tesis doctoral.

La orientación de la materia era marxista, como lo fue su tesis y un libro de su autoría titulado El problema político de la Administración Pública (Universidad Central de Venezuela, Caracas, 1976). Lejos de ser dogmático, Ramón era alérgico a los estudiantes caletreros y acríticos y, de hecho, fomentaba la crítica y la discusión de la materia. Lo que exigía era un razonamiento bien estructurado. Cuando compré el texto le pedí su autógrafo y él, para mi sorpresa escribió: "para el amigo Quintero, joven promesa del pensar en Venezuela. Fraternalmente, Ramón Melinkoff / Caracas, 18/5/77". Guardé con orgullo ese libro que ha sobrevivido muchas limpiezas y purgas de la biblioteca; cada vez que lo veía recordaba con todo cariño al Negro Melinkoff, que tenía un corazón de oro.
Autógrafo del Dr. Melinkoff
Terminando la carrera, ya en parciales y finales caigo con hepatitis. Uno de los que metieron la mano por mi en el Consejo de Escuela fue Ramón y lo supe porque en el examen de Derecho Internacional Público (reparaciones internacionales) el Dr. Herrera Oropeza (Cheíto) me lo contó. Llevé todas las materias diferidas a reparación y pude graduarme.

Nunca le gustó la idea de que yo trabajara en los países del Caribe, que él consideraba un desierto cultural. Hoy estoy de duelo, pues hará cosa de un año hablamos por teléfono y fue como si no me hubiera visto por unas semanas. Con muy buena memoria y el cariño de siempre. Al final no concretamos un encuentro y es lo que más lamento.

Gracias, Ramón, por tu constante amistad.



11 comentarios:

  1. Uno mas que se va, ¡cuantos se han ido! Por eso creo que es cierto aquello de que "los amados de los dioses, mueren jóvenes". Nunca sabrán lo que es el dolor por la pérdida de un ser querido.

    Lo siento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer estaban sus exalumnos-amigos lamentándose de la pérdida. Melinkoff tenia algo, un don, en el trato a la gente.

      Eliminar
  2. El se fué pero quedó su recuerdo... Así lo recordarás con el cariño de siempre y su constante amistad!
    Que descanse en paz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Stratos. Siempre lo recordaré con cariño como lo hacen casi todos de sus exalumnos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. HOLA GRACIAS POR ESAS LINEAS Y TANTO CARIÑO HACIA MI ABUELO...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tu abuelo se hacia querer. A pesar de que fue mi profesor un solo semestre, recuerdo muchas anécdotas. En vedad, fe un privilegio conocerlo.

      Eliminar
    2. Gracias por dedicar tus recuerdos a quien trascendió tiempo y espacio. Gracias por dedicarle unas líneas en tu blog. También fue mi profesor un semestre, pero a su lado me formé toda la vida. Estar a su lado era tener la oportunidad de aprender cada día a ser mejor persona, a querer escudriñar un poco más en el conocimiento humano, a amar profundamente las creaciones artísticas del hombre, la cultura, el buen saber y el buen vivir. Se nos fue un Grande y como tal le recordaremos siempre.

      Eliminar
  4. ACABO DE PUBLICARLO EN MI FACEBOOK YANETH CELESTE MELINKOFF

    ResponderEliminar
  5. necesito la biografia de ramon melinkoff

    ResponderEliminar