domingo, 20 de octubre de 2013

Templón o Aliado; golosina de pata de res

Templón o Aliado, una golosina gelatinosa

Hace poco más de un año, publicamos en esta bitácora un artículo sobre golosinas criollas (aquí). Aunque no es la entrada más popular, es muy visitada. Algunos de los lectores buscan al Templón o Aliado, como se le conoce en Venezuela según la región, o gelatina de pata de res (su nombre en Colombia, donde al parecer también es un remedio contra los dolores de garganta). Esta golosina es un gusto adquirido. Rafael Cartay en su Diccionario de cocina venezolana (Alfadil, Caracas, 2005) lo define:
ALIADO: Golosina elaborada con los tendones de la pata de res hervido hasta que lleguen a punto de gelatina, y luego mezclados con panela hasta que cuajen. Una vez fría, se amasa con harina y se presenta cortada como tabletas o barras alargadas.
No es exactamente como lo explica Cartay, pero da una idea de lo que es. Un día, Jesús el Librero me comentaba sobre esta granjería criolla y me preguntaba cómo se hacía; que él había visto una receta en la que se usaba gelatina industria sin sabor. Le dije lo que por cultura general conozco y quedó extrañado de que se usase pata de res. Buscamos en Internet y encontramos un video colombiano sobre su preparación. Esto es algo que generalmente no se elabora en el hogar y que si no se sabe hacer termina sabiendo a sancocho  de pata. Es por ello que muy rara vez se la consigue en los recetarios de cocina criolla.

En La casita de Maribrí, se consigue buena información sobre este dulce criollo y su fórmula para hacerlo con gelatina sin sabor. Se puede ver por aquí. Otra receta que vi en la red se hace con pata de res, pero le agregan leche evaporada, que no es ingrediente clásico. El color claro del Aliado proviene de batir constantemente la mezcla, colgándola de un clavo y templándola -de allí su otro nombre, Templón- numerosas veces hasta que quede color crema y con una textura ligera.

Aquí tenemos el video colombiano donde explican cómo se prepara:


O este otro de San Sebastián de los Reyes, bajo el nombre de rúscano o rúcano:


8 comentarios:

  1. El cielo me guarde de intentar hacerla o comerla. No sabía que conoces a Maribrí
    Olmar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy difícil de hacer en casa; de hecho no es una confección hogareña sino una pequeña industria. No saben mal pero tampoco son para comerlas con frecuencia.

      No conozco a Maribrí en persona sino a través de algún comentario de ella en ese blog y por visitas realizadas a la"Casita".

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias. A mi también. Lo malo es que cuesta mucho hacerlo en casa. Mejor buscarse un buen marchante que los venda, y LISTO!

      Saludos

      Eliminar
  3. Es muy nutritivo y bien bueno, asi es como se hace sin grasa, lastima comentarios de algunos ignorantes.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es correcto. Es muy sano y bueno para el cabello, las uñas y los huesos. Siempre me ha gustado.

      Eliminar
  4. Excelente dulce, lo hago con una batidora kitchenaid y gelatina sin sabor, la llamo el marshmelow venezolano y lo espolvoreo a partes iguales de azúcar pulverizada y almidón de maíz

    ResponderEliminar