domingo, 2 de junio de 2013

Liras (fragmento)

Orfeo y Eurídice, por Edward John Poynter

LIRAS

I

Claras horas del césped,
morada silenciosa de las flores, 
soy el amante huésped
rendido a los rumores
y a la dorada luz de los alcores.

Asciende la tristeza
ondulando en los trigos vespertinos,
en la dulce pureza
de coros campesinos
que hacia los cielos van entre los pinos.

Brillan los azahares
en la penumbra malva del olvido,
bajo verdes altares,
adonde voy herido
de un anhelo vehemente y encendido.

Vitrales del poniente
derraman sus fantásticos reflejos
sobre el orbe doliente,
y el ser hacia lo lejos
sufre el fuego de móviles espejos.

Al descender el día,
la bruma nos conduce al monasterio
de la melancolía
a escuchar el salterio
melódico y profundo del misterio.

Arpas de sombra fluyen
del suspirar eterno del follaje,
y las almas intuyen,
como arcano mensaje,
el eco de la muerte en el cordaje.

¡Oh noche misteriosa,
encantada visión de oscura calma,
que siempre candorosa,
al pie de eterna palma,
enciendes las estrellas en mi alma!


Liras (1943)
Vicente Gerbasi




El respeto y reverencia por las formas contenidas lo induce, con seguridad, a escribir su libro Liras (1943), en un momento en que las vanguardias, aunque ya un tanto tardías, y el verso libre hacían furor en Europa y América, como tributo, sin duda, a una de las composiciones poéticas más armoniosas y seductoras de la literatura clásica.
(...) Demasiado joven, Gerbasi no ha encontrado todavía su propia personalidad, aunque ya se advierten en él sus futuras posibilidades creadoras. Hay atisbos firmes y premonitorios, y las influencias que se acusan no habrán de constituirse en rémoras lisiantes y perturbadoras que lo limiten, sino en fecunda enseñanza.
Francisco Pérez Perdomo

Con esta entrega concluyo una semana de homenaje al gran poeta venezolano Vicente Gerbasi con motivo del centenario de su nacimiento. La idea era publicar algunos de sus poemas (unos más conocidos que otros) para incentivar la exploración de su repertorio y sacar a relucir algunas de estas joyas. Más adelante, en el curso del año, colocaremos en esta bitácora otras de sus obras, que son todas buenas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada