sábado, 3 de diciembre de 2011

Un trago de ron con Père Labat




Jean-Baptiste Labat, mejor conocido como Père Labat, fue un fraile dominico nacido en 1663 cerca de París. Como los hombres cultos de su tiempo, se distinguió en diversas disciplinas además del ejercicio de su vocación religiosa; botánico, explorador, etnógrafo, ingeniero y propietario de plantaciones y esclavos.  A los 30 años de edad obtuvo permiso del general de la Orden de Predicadores (dominicos) para trasladarse a las posesiones francesas en el Caribe. A su llegada a Martinica le fue asignada una parroquia que atendió con celosa dedicación. En 1696 fue designado Procurador General de todos los conventos dominicos en  las Antillas francesas (Procureur Syndic des îles d'Amérique) y en 1704 Viceprefecto Apostólico.

Durante su permanencia en América, el gobierno francés aprovechó sus conocimientos de ingeniería, lo que le dió oportunidad de viajar por la región y conocer también las posesiones holandesas e inglesas, y observar de cerca las costumbres y condiciones de vida de la población local, flora, fauna y muchos aspectos del Caribe. Durante el ataque británico a Guadalupe en 1704 sirvió como artillero, accionando varias piezas de cañón contra el enemigo. Tenía también este fraile su lado oscuro. No era un Bartolomé de las Casas, ni un Pedro Claver: era un cruel esclavista. Como propietario de una plantación de caña, dejó aportes importantes para la modernización y desarrollo de la industria azucarera, sobre todo en el área de calderas y el estandar de destilación conocido como type Père Labat. La leyenda quiere que sea el inventor del ron, pero no es así. Labat lo que hizo fue mejorar la destilación de la taffia y producir un aguardiente de mejor calidad. En Martinica una marca de ron lleva su nombre.

En 1706 fue trasladado a la Curia Generalicia de la orden dominica en Roma, donde ocupó un alto cargo. La sede aún se ubica cerca del Panteón de Agripa, en Santa Maria sopra Minerva. Allí permaneció hasta 1716 cuando regresó a Francia. En 1722 se publica su obra Nouveau Voyage aux Isles Françoises de l'Amérique, en varios tomos con ilustraciones de su propia mano. Este libro es un tesoro de información sobre el Caribe insular de finales del siglo XVII y es de suma utilidad para quienes deseen conocer sobre el tema. Murió en París en 1738.


En memoria de este curioso fraile, les dejo una receta auténtica y simple para preparar un RUM PUNCH:

1 de ácido = Jugo de limón caribeño
2 de dulce = Jarabe de azúcar de caña como la que refinaban los esclavos de Pére Labat en Martinica
3 de fuerte = Ron, bebida espirituosa de las Indias Occidentales, delicia de piratas y bucaneros
4 de débil = Agua para aplacar el calor del trópico

Lo perfumamos con ralladura de nuez moscada y una sabia dosis de amargo Angostura. Se mezcla todo y se sirve sobre hielo. Con estas proporciones se puede preparar desde una copa hasta una barrica bordelesa.

1 comentario: