jueves, 26 de septiembre de 2013

Yace por salvar la Patria



Buscando en una edición fascimilar del Correo del Orinoco (Gerardo Rivas Moreno Editor, Bogotá, 1998) la noticia de un contrato firmado por la República con particulares británicos, encontré que en el número correspondiente al 1° de enero de 1820 aparecía un texto relativo a la heroína neogranadina Policarpa Salavarrieta. Lo transcribo completo para la edificación del lector:

ARTÍCULO COMUNICADO
Señor Redactor:
Habría quedado incompleta la historia de las crueldades de Morillo en Cundinamarca, si hubiese respetado al bello sexo; pero el sacrificio executado en la persona de Doña Policarpa Zalabarrieta, natural de Santafé, ha perfeccionado su obra. Esta Señora fue fusilada en una de aquellas Plazas públicas por habérsele conocido adhesion a la Causa de su Patria. Un Compatriota suyo tributó á sus gloriosos Manes en médio de las bayonetas del Tirano en justo homenage en este
SONETO
Muger divina que muriendo diste,
Lección de heroísmo al Pueblo Americano,
Del bárbaro furor de un cruel Tirano
En el suplicio mismo triunfo hubiste:
Yá del Dios de la Patria recibiste,
de tú martirio el prémio soberano,
Y por ser libres del furor hispano,
A vencer ó morir nos resolviste.
Así un grito se oyó que discurría
De Bogotá por la Ciudad hermosa,
Quando otro grito sin cesar decía,
Con sangre Ibera, ó Pola victoriosa
Juramos empapar la tumba fría
Que tú memoria guarda ¡Ay quan llorosa!
Yace por salvar la Patria, es el anagrama de
Policarpa Zalabarrieta.


Policarpa Salavarrieta marcha al suplicio (1825). Museo Nacional de Colombia

¿Qué es un soneto?, nos preguntaba Severino en segundo año de bachillerato. Y el alumno debía responder más o menos: "versos endecasílabos, agrupados en dos cuartetas y dos tercetas...". El Soneto a la Pola no es tal porque no cumple lo establecido; de hecho, tiene más versos de los requeridos. Es, no obstante, una ocasión para colocar un par de cuadros de la buena y aguerrida Policarpa.

Seguiré buscando el famoso contrato con los británicos y lo compartiré en esta bitácora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada