miércoles, 11 de septiembre de 2013

Aristóteles sobre el gorrión de Libia

Macho

El gran sabio Aristóteles dedicó buena parte de su obra a las ciencias naturales. Tengo en casa  un volumen que contiene Partes de los animales, Marcha de los animales y Movimiento de los animales (Gredos, Madrid, 2000), que es prácticamente un tratado de anatomía animal, pero con un gusto antiguo. Revisándolo en estos día me encontré con un animalito que los griegos conocían con el nombre de gorrión de Libia o stroutós ho Libykós, que no es otra cosa que el avestruz, el apelativo pasó al latín como struthio. Hay cuatro especies, de las cuales griegos y romanos debieron conocer una: Struthio camelus (gorrión grande como un camello), conocida como Avestruz de cuello rojo, que es endémica del norte de África. Veamos qué nos dice el saber aristotélico sobre este gorrión:
Tienen pestañas en los párpados todos los animales que tienen pelo, pero no las aves ni los animales con escamas. Sobre el avestruz explicaremos más adelante la causa; este animal tiene, en efecto, pestañas...


Luego, al referirse a la conformación de las patas:
Todas las aves tienen cuatro dedos, lo mismo las fisípedas que las palmípedas. Sobre el avestruz diremos más adelante que tiene dos dedos y a su vez las restantes diferencias que tiene respecto al género de las aves...
Luego complementa la información ya ofrecida, al tratar del tema de los animales que pertenecen a dos géneros, como los cetáceos, las focas y los murciélagos. Según Aristóteles este animal pertenece a dos géneros:
De la misma manera también el avestruz. Tiene unas características de ave, otras de animal cuadrúpedo. En tanto no es cuadrúpedo, tiene alas, en tanto no es ave, no puede volar elevándose en el aire, y las plumas no le son útiles para el vuelo, sino que semejan pelos. Además, como cuadrúpedo tiene las pestañas superiores, y en la zona en torno a la cabeza y la parte superior del cuello están calvas, de modo que tiene las pestañas más parecidas a los cabellos; como ave, las partes inferiores están cubiertas de plumas, y es bípeda como un ave, pero tiene pezuña hendida como un cuadrúpedo: no tiene dedos, sino pinzas.
La causa de esto es que no tiene el tamaño de un ave, sino de un cuadrúpedo, pues es necesario que el tamaño de las aves sea, hablando en general, muy pequeño, dado que no es fácil que se mueva en el aire una gran masa corporal.

Hembra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada