martes, 22 de enero de 2013

Flores y nubes

La rosa
Arturo Michelena

FLORES Y NUBES

-Dí, madre: ¿por qué la flor
hoy tan fragante y lozana,
habrá de perder mañana
su perfume y su color?

-Hija, porque en este mundo
de apariencias, inconstante,
todo pasa en un instante,
nada es firme ni profundo.

-Y esas nubes matizadas
de púrpura y topacio
que cruzan por el espacio
como de un ángel levadas,

¿por qué, madre, su hermosura
se trueca en sombras de duelo
que cubren de luto el cielo
y el corazón de tristeza?

Tal es, hija de mi amor,
la ley que al mundo domina:
tras la rosa la espina,
tras la dicha el dolor.

-¿Y ese amor, madre, ese bien 
del corazón que suspira
también será mentira?...
-¡Quimera el amor también!

Ensueño de una hora,
esperanza de un instante,
visión hermosa y brillante
que al tocarla se evapora.

Que esas pasiones que nacen
dentro del pecho y lo agitan,
son flores que se marchitan,
son nubes que se deshacen.

-Mas ¡ay! si todo es falsía
en torno de la existencia,
¿en qué ha de tener creencia
mi corazón, madre mía?

-En Dios, que no engaña nunca
y en tu madre que te quiere:
ese es el amor que no muere,
que el engaño no trunca;

Flor que eternamente crece
en los jardines del alma,
nube de bonanza y calma,
que el viento no desvanece.

Porque en ese amir se encierra
toda verdad y consuelo...:
no hay más que Dios en el cielo
y amor de madre en la tierra.


Juan Antonio Pérez Bonalde
1846-1892
Juan Antonio Pérez Bonalde (1846-1892) es uno de los poetas más importantes de Venezuela. Su obra puede clasificarse en dos vertientes: su obra original, constituida mayormente por poemas de tipo elegíaco y de elevado sentido filosófico (Vuelta a la patria, Flor, El poema al Niágara, Primavera, Los tres, Flores y nubes, Pobre poeta, etc.) y su obra traducida (según Arturo Uslar Pietri, "tenía el don de lenguas y hablaba con impresionante perfección el inglés, el alemán, el francés, el italiano, el portugués. Hasta danés y chino parece que llegó a entenderlos"). En alemán hizo insuperables versiones de Heine, Uhland, Lenau, Herder. En inglés de Poe, Shakespeare; del portugués tradujo a Guerra Junqueiro, D'Abreu y Ferreira; del francés tradujo a Paul de Saint Victor. Su lenguaje y colores sobrepasaron a los otros poetas venezolanos de su generación, que quedaron, con pocas excepciones, enmarañados en una hojarasca sensiblera y pueblerina. Ya leeremos otras de sus obras por aquí; tal vez su traducción de El cuervo de E. A. Poe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario