martes, 7 de enero de 2014

Una reina bien pepiada

Reina pepiada clásica preparada en casa

Sería en 1965 o 66 cuando degusté mi primera "reina pepiada". Fue un sábado en la tarde con unos amigos del colegio: Antonio José Sucre, Jaime González Landa y, creo, Luis Bartolini. Los sábados eran un buen día para la piscina y almuerzo con los amigos. Del grupo surgió la idea de almorzar en una arepera cerca de la plaza de La Castellana, cuyo nombre no recuerdo bien. Creo que fue Jaime el de la idea de comernos unas "reinas" y, como no la desconocía (para entonces yo consideraba que una arepa se rellenaba con queso, jamón o diablitos y mantequilla), pregunté de qué se trataba. Me la describieron y la pedí. Fue una cosa exquisita: el relleno era una porción de ensalada de gallina, como la navideña, a la que se agregaba una tajada de aguacate en su punto.

Susana Duijm, Miss Mundo 1955
Tomada de missvlaoficial.tumblr.com
Desde hace unos días me apetecía comerme una buena reina, pero lo malo es que las de ahora son una asquerosidad, una zambumbia revuelta de mayonesa industrial, pollo cocido (se incluyen pellejos y cartílagos) y pedazos de aguacate. La última vez que traté de comerla fue hace unos meses y salí asqueado. Me pregunto cómo una delicia gastronómica  creada en honor de Susana Duijm cuando fue electa Miss World en 1955, pudo devenir en una bazofia semejante. La flojera, tal vez, y la falta de refinamiento culinario, seguro. Quise reproducir la Reina de Pepiada (con mayúsculas) que comí con los amigos, y lo logré.

ENSALADA DE GALLINA
Primero hice una ensalada de gallina tradicional en la que se combinaban sabiamente pequeños cubos de carne de gallina, papa, zanahoria y vainitas hervidas, más una dosis de manzana verde picadita. Le agregué un aderezo preparado con mayonesa, sal, azúcar, cebolla cortada muy menuda, mostaza de calidad y un toque de vinagre de vino. Revolví bien y le agregué una latica de guisantes o petit pois. Luego de mezclar, se deja reposar desde la víspera para que los sabores se compenetren bien. Una buena receta de ensalada de gallina se puede ver por aquí.
Luego busqué un buen aguacate maduro (el sabor no es el mismo, pues los aguacates de ahora son injertados) y preparé mi arepa con harina precocida (tampoco sabe igual, recuerdo que las arepas de mi primera "reina" eran de masa de maíz pilado). Luego procedí a ensamblar esta maravilla.

Preparación:

  • Se abre la arepa por la mitad y se le extrae el exceso de masa; 
  • Se unta bien con buena mantequilla criolla;
  • Se le agrega ensalada de gallina
  • Se termina colocando encima aguacate cortado en lonjas.


¡BUEN PROVECHO!


5 comentarios:

  1. Abraham... por favor, me hace agua en la boca y estoy tan lejos...
    Reina pepiada un manjar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Ese fue mi almuerzo ayer. Quedó rica.

      Eliminar
  2. Le ceremonia para una arepa. No es mi preferida la Reina Pepiada y bien pepeada está Susana en esta foto que desconocía.
    Una deliciosa Reina solo con pollo, mayonesa y aguagate los tres bien desmenuzados y mezclados y acaso algo de sal y mostaza para la sazón, soy amante de la cebolla, bien menuda no le quedaría nada mal.
    Rara vez como arepas en la calle pero cuando sí las comía de chicharrón con carne desmechada (mechada) o queso y normales con queso guayanés y jamón, diablitos o diablitos con queso, alguna vez con atun, etc, etc.
    Hace tiempo remontaron las nubes en precios por lo que con más razón y una vez vencido el escollo de la interminable cola para comprar la harina, la arepa bien rellena en la casa y el relleno bien cubierto con queso o diablitos para mayor distracción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las prefiero rellenas de queso de mano, pero hechas con maíz pilado. Un paquete de harina PAN me dura varios meses y tengo que congelarlo.

      Eliminar
  3. Buenas noches! Quién escribió la nota de la Reina Pepiada? o quién te contó la historia?

    ResponderEliminar