martes, 10 de junio de 2014

Cataco al horno con vegetales

Cataco al horno con vegetales
Uno de los primeros personajes que conocí en Guyana, al inicio de mi carrera diplomática, era una señora cumanesa que se desempeñaba como personal administrativo en la Embajada. También era vecina mía (puerta con puerta) en el edificio Takuba Lodge, donde hoy funciona el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país. Esta señora era un tanto rara: hablaba hasta por los codos, a veces sola; leía los naipes; fumaba como una chimenea, y mientras hablaba o fumaba escupía en el piso. Lo peor para mi era que se comía el pescado con las manos. Luisa, que no era mala gente, solía decir que el cataco tenía una "piedra en la cabeza" y yo me imaginaba una excrecencia ósea en la cabeza del pescado. En verdad no tiene una piedra, sino que los huesos del cráneo son duros.

En estos día vi en una pescadería unos especímenes que parecían unas sardinas grandes, que evidentemente no lo eran. Le pregunté al pescadero y me dijo que eran catacos. Recordé a Luisa que, si vive, ya debe tener caso 90 años. Al ver los animalitos me di cuenta que la "piedra" estaba en los huesos de cráneo. Compré cuatro y me dispuse a prepararlos en casa.

En el Oriente de Venezuela se le consume frito, asado o guisado. Con esa referencia busqué una receta que me resultara atractiva. La encontré en el recetario de Sarah Woodward, La cocina mediterránea clásica (Javier Vergara, Barcelona, 1996), en la forma de Pescado Plaki, receta común en las islas del Mar Egeo, muy popular también en Turquía:

PESCADO PLAKI

Ingredientes:

  • 4 zanahorias peladas,
  • 4 tallos de apio (célery)
  • 1 pimiento verde, descorazonado y despepitado
  • 2 papas grandes peladas
  • 175 ml de aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • 1 pescado grande de aproximadamente 1,25 kg o 4 pequeños, sin escamas ni entrañas, o 4 filetes de pescado
  • 4 dientes de ajo, bien picados
  • 2 cucharadas de puré de tomate
  • 1/4 de cucharadita de pimienta de Cayena
  • 1 limón cortado en rodajas, para decorar
  • Ramitas de perejil, para decorar


Preparación:

  1. Corte las zanahorias en rodajas de 1 cm de ancho. Corte el apio en trozos de 2,5 cm. Corte la cebolla en cuartos y luego en rodajas finas. Corte las papas a través en rodajas de 1 cm de ancho. Lave y escurra por completo todas las verduras.
  2. En una olla pesada y grande, con tapa, caliente suavemente el aceite. Agregue las verduras, sazone bien, tape y deje cocinar a fuego suave durante 30 minutos  (deben ablandarse bastante).
  3. Caliente el horno a 200°C/350°F.
  4. Retire las verduras del aceite con una espumadera. Coloque el pescado en una fuente de loza de barro y acomode con cuidado las verduras alrededor y por encima.
  5. Fría el ajo durante un minuto en el aceite donde se cocinaron las verduras, luego agregue el puré de tomate, sal al gusto y pimienta de cayena. Cocine por 3 minutos más, revolviendo todo el tiempo.
  6. Con cuidado, vierta 1 litro de agua. Deje hervir. eche después el líquido sobre el pescado, asegurándose de raspar todo el ajo de la olla.
  7. Cocine el plato sin tapar en el horno durante 30-45 minutos, según el tamaño del pescado hasta que esté bien tierno (los cocineros turcos suelen preferir cocinar el pescado un poco más).
  8. Deje enfriar el pescado en su jugo y sirva a temperatura ambiente, decorado con rodajas de limón y ramitas de perejil.



Cataco (Selar crumenophthalmus)
El cataco tiene ciertas características físicas que lo hacen difícil de consumir por los no iniciados.  Si bien no tiene muchas escamas, hay una de hilera de ellas que se prolongan desde la aleta caudal. Hay que retirarlas luego de la cocción porque resultan desagradables. También tiene muchas espinas pequeñas y delgadas en el tórax, lo que obliga a comerlo con las manos, o eliminarlas con la ayuda de una pinza. Los recuerdos fueron para Luisa comiendo con la mano, mientras trataba de consumir este condumio. El cataco debe ser mejor frito o asado, pero no en Plaki. Tiene muy buen gusto.

6 comentarios:

  1. No sabìa que hay un pescado que lleva ese nombre. Yo conocía la palabra como título de un juego de varones en el cual la pandillita de siempre golpeaba a alguno mas tranquilo o pequeño al grito de "¡Cataco por la cabeza!" O las orejas o lo que fuera. Pero creo que era mas molesto que otra cosa, ya que me parece recordar que lo que usaban para dar el golpe era una hoja de papel plegada. Pero en el pueblo de donde era tu compañera de trabajo, debía ser a pescadazo limpio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los catacos no son grandes. Los machos adultos pueden llegar a alcanzar los 70 cm, pero en casos muy excepcionales. Ella siempre se comía el pescado con la mano (¡Qué feo!).

      Eliminar
  2. ΙΧΘΥΣ ΠΛΑΚΙ O SEA PESCADO PLAKI,
    Una forma muy popular en las isla Griegas incluso a mi pueblo, a cocinar el pescado.
    Lo mejor es bacalao plaki una comida muy sabrosa.
    lo preparamos al modo que Ud. escribe menos las zanahorias
    Buen provecho
    Gabriel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gabriel. Tengo otras recetas de pescado plaki que no llevan zanahoria. La he cho con mero y queda muy bien. Otro día trataré con bacalao.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Si es con bacalao fresco...........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más probable. Se puede tratar también con bacalao salado, que es como se le consume en el Mediterráneo. El bacalao fresco es desagradable.

      Eliminar