miércoles, 20 de febrero de 2013

La isla de los muertos

La Isla de los Muertos, por  Arnold Böcklin (1883)
Caronte, previo pago, hace llegar las almas de los difuntos al lugar de reposo.
Colección de la  Alte Nationalgalerie, Berlín.
Conversaba  una tarde de Carnaval, entre tapas y cervezas, con el amigo Sergio Guzmán sobre lo divino y lo humano. Me recordó el compromiso que tengo con él sobre unas leyendas caraqueñas que involucran al Pacificador Pablo Morillo y los terrenos donde se erige el Palacio de Miraflores (los publicaré este fin de semana) y me propuso para el Hit Parade de esta bitácora una serie sobre la Secuencia del Oficio de Difuntos Dies Irae, que tanta influencia ha tenido en la música occidental desde que Tomás de Celano, amigo y biógrafo de San Francisco de Asís, lo compuso en el siglo XIII. Es uno de los mejores poemas en latín medieval que fue de uso frecuente en la liturgia católica hasta el siglo XX.  Sergio tendrá su serie que le organizaré por orden cronológico en varias entregas.
La melodía gregoriana que hizo famosa la Sequentia Dies Irae, Dies illa, es simple y dramática a la vez. Le comenté a Sergio sobre el Poema Sinfónico Op. 29 La Isla de los Muertos de Sergei Rachmaninov, en el cual introdujo el motivo de la melodía litúrgica, como referencia a la muerte. Lo propio hizo Hector Berlioz en la Symphonie Fantastique y aún hoy de cuando en cuando surge en obras académicas y populares.


No soy fan de Rachmaninov; me parece muy edulcorado y pegostoso para mi gusto. Sin embargo, este Poema sinfónico sobresale, en mi humilde opinión, por su carácter, pathos e invención. Lo conocí a través de una grabación de los años 50 que me recomendó uno de los dependientes de la tienda HMV de Ottawa, Canadá. Era éste un joven virginiano apasionado por la música del siglo XX que me enseñó mucho y me orientó en la exploración de los autores contemporáneos. El cuadro de Arnold Böcklin que encabeza este artículo fue fuente de inspiración para que el maestro ruso compusiera La Isla de los Muertos . El pintor suizo produjo cuatro cuadros sobre este tema (Toteninsel).

Sergei Rachmaninov
1873-1943
Compositor
Hoy presento, como abreboca a la serie Dies Irae, el  Poema Sinfómico la Isla de los Muertos Op. 29 de Sergei Rachmaninov, interpretado por la Real Orquesta Filarmónica de Estocolmo, dirigida por Sir Andrew Davis. Espero que lo disfruten.

6 comentarios:

  1. Excelente comienzo. Y ciertamente, Rachmaninov es propicio para musicalización de películas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve a punto de escribir algo así, o indicar que era ideal para el Boston Pops. Me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
  2. Sublime... Nuevamente encantado de descubrir maravillas en su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Naiffer.

      Tú lo has dicho; es una pieza sublime. Ya tengo escogidos los clips de la próxima entrega, que espero te gusten.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Feliz fin de semana, Silverio.

      Eliminar